Al comenzar un negocio, es crucial entender y definir correctamente ciertos aspectos legales y administrativos, entre ellos los diferentes tipos de domicilios asociados al mismo. En España, los términos “domicilio fiscal”, “domicilio social” y “domicilio comercial” hacen referencia a tres propósitos distintos, dependerá de nosotros domiciliarlos todos en una única dirección o hasta en tres diferentes.

En primer lugar entendamos las diferencias:

Domicilio comercial

El domicilio comercial de un autónomo o empresa es aquel de cara al público, es decir, el utilizado en las tarjetas de visita o en la página web. Este domicilio se utiliza habitualmente para citar a los clientes y proveedores, así como para la recepción de la correspondencia común vinculada al negocio.

En la práctica, ¿cuándo me puede interesar contratar un servicio de domicilio comercial distinto al lugar donde trabajo? Por ejemplo si me interesa posicionar mi marca en la zona geográfica en la que viven mis clientes, aunque no sea necesariamente la dirección legal de mi negocio. De esta forma podré competir con otras empresas establecidas en la zona, y aparecer como una opción cercana en las búsquedas de servicios de mis potenciales clientes.

O, si soy autónomo y ofrezco mis servicios online, pero no quiero poner mi casa en mis datos de contacto. En tal caso puedo contratar un servicio de domicilio comercial, manteniendo mi privacidad y dando una imagen más profesional del servicio que ofrezco.

Domicilio social

Se trata de un concepto exclusivo para empresas, los autónomos no tienen domicilio social. Cuando se constituye una sociedad mercantil se fija un domicilio social que figura en la escritura otorgada ante notario. Una vez inscrita en el registro mercantil el domicilio social será público, de modo que cualquier interesado puede localizar la empresa.

Según la Ley de Sociedades de Capital (LSC), el domicilio social puede fijarse en uno de los dos siguientes lugares (que pueden ser coincidentes):

a) donde se halle su centro de efectiva administración y dirección de la empresa;

b) donde se encuentre su principal establecimiento o explotación.

Imaginemos por ejemplo, una sociedad que se dedica a la explotación de un hotel. Su domicilio social puede estar indistintamente en la dirección en la que se ubica el hotel en cuestión o en las oficinas donde trabaja su alta dirección y departamento de administración. Como excepción a lo anterior, si una sociedad tiene su principal establecimiento en territorio español, obligatoriamente deberá tener un domicilio social en España; con independencia de donde se ubique su centro de efectiva administración y dirección.

Domicilio fiscal

El domicilio fiscal es la dirección en las relaciones con la Administración Tributaria (Hacienda), también es el domicilio que deberemos indicar en las facturas y en el que recibiremos las notificaciones de la Administración.

La elección del domicilio fiscal no es baladí. Si un organismo remite un requerimiento a esta dirección fiscal, el contribuyente se entenderá notificado aún cuando no lo recoja, salvo error en la dirección imputable a la Administración.

Según la Ley General Tributaria, el domicilio fiscal será:

  • para las personas naturales o físicas (autónomos), el de su residencial habitual. No obstante para los autónomos que desarrollen principalmente actividades económicas, por ejemplo profesionales, la Administración Tributaria podrá considerar como domicilio fiscal el lugar donde esté efectivamente centralizada la gestión administrativa y la dirección de las actividades desarrolladas;

  • para las personas jurídicas (empresas), el lugar en él esté efectivamente centralizada la gestión administrativa y la dirección de sus negocios. (La residencia fiscal no aparece en escritura pública y puede modificarse cumplimentando el modelo 036 o 037 de declaración censal).

Oficina virtual

Con el auge de la digitalización, nació el servicio de oficina virtual: la idea de contratar una dirección de oficina sin ocuparla físicamente. Y desde hace varios años es habitual que los coworkings y centros de negocios ofrezcan este servicio a autónomos y empresas.

Sin embargo, a día de hoy existe todavía mucha confusión en torno a dicho servicio por parte del consumidor (cliente), e incluso por parte del proveedor del servicio (coworkings). Esta confusión se debe principalmente a dos motivos:

  • el término “oficina virtual” no hace referencia a un concepto estandarizado sino que cada centro lo ofrece bajo sus propias condiciones, por lo tanto el alcance de los servicios incluidos puede variar en gran medida en función del centro que lo ofrece, desde los más básicos (únicamente servicio de gestión postal) a los más costosos (con recepcionista de llamadas, por ejemplo);

  • contratar un servicio de oficina virtual no legitima, a efectos de la Ley General Tributaria o la Ley de Sociedades de Capital, a un autónomo o empresa a establecer en el centro de coworking su domicilio fiscal y/o social cuando dicha dirección no sea su centro de efectiva administración y dirección, es decir, su oficina física. Dicho de otra forma, un servicio virtual que no incluye un espacio físico en el que trabajar solo es compatible con una domiciliación comercial, y no con una social o fiscal.

Fuentes: Ley General Tributaria, Ley de Sociedades de Capital (LSC), CSF Consulting, Devesa & Calvo Abogados

Conclusiones y cómo podemos ayudarte

Si soy autónomo he de establecer 2 direcciones (que pueden coincidir o no): una comercial y una fiscal. La dirección fiscal será necesariamente mi casa o mi oficina física. La dirección comercial podrá ser una oficina virtual.

Si soy empresa he de establecer 3 direcciones (que pueden coincidir o no): una comercial, una social y una fiscal. La dirección comercial podrá ser una oficina virtual, mientras que la dirección fiscal o social debe estar vinculada necesariamente al lugar desde donde se ejercen las labores de dirección y administración, es decir, la oficina física del administrador.

GOCO puede ser mi domicilio fiscal y comercial si contrato un puesto de oficina física (Plan PRO y Plan Flex con contrato de al menos 3 meses).

GOCO puede ser mi domicilio exclusivamente comercial si contrato un servicio de Oficina Virtual.

Si esta información te ha ayudado a informarte y quieres contratar un servicio de domiciliación escríbenos a hola@espaciogoco.com o déjanos tu mensaje aquí.

www.espaciogoco.com

Instalaciones de Espacio GOCO

Si te gusta nuestro contenido:

¡Síguenos en Instagram!

Visita nuestra HomePage

Visita el Blog

Add Comment

¿Qué medidas estamos tomando durante la COVID-19?

Limpieza

Esterilización diaria de nuestras instalaciones, con especial atención en pomos, tiradores, interruptores y pasamanos.

Protección

Obligatoriedad del uso de la mascarilla. Mamparas de protección en puestos enfrentados.

Prevención

Aforo reducido. Termómetro láser en la entrada a las instalaciones.

Puntos de Desinfección

Dispensadores con solución hidroalcohólica en todas las estancias.

Renovación Automática del aire

Sistema de renovación automática del aire en cumplimiento del Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificio (RITE), con filtrado calidad del aire IDA-2. Revisión y cambio de todos los filtros de acuerdo con la Normativa existente.

Renovación Voluntaria del aire

Ventanas practicables en todas las estancias de trabajo, permitiendo una ventilación natural, complementaria a la automática, si se desea.